Follow @UMPViajarlo

Flag Counter
Tweets por el @UMPViajarlo.  

UN MUNDO
PARA VIAJARLO
El lugar donde compartir tus viajes   

Catalana    Inglesa
                       
INICIO
¿QUIÉNES SOMOS?
CATALUNYA
ESPAÑA
EUROPA
ÁFRICA
AMÉRICA
ASIA
CONTACTO

Matagalls desde Viladrau  (Sergi, Yolanda y Marta)

El Matagalls es una de las montañas más altas del Montseny (1698 metros). Su proximidad a Barcelona hace que sea una buena excursión de un día para que cambiemos de aires la gente de ciudad. La ascensión desde Viladrau es algo más complicada que desde el Collformic pero no entraña ninguna dificultad técnica. En total son unas tres horas y media de excursión.

En septiembre del 2013 hicimos una excursión de un día al Matagalls. Desde Barcelona condujimos durante hora y veinte para llegar a Viladrau. En el Ayuntamiento de esta localidad hay una Oficina de Turismo, que estaba cerrada. Fuimos a otra que hay en el Espai Montseny, donde una amable chica nos informó y nos proporcionó un mapa para hacer la ruta. Desde Viladrau hay que ir dirección Arbúcies y tomar el desvío para Santa Fe del Montseny. Poco después se llega al Coll de Bordoriol, lugar desde donde se empieza a subir. Hay sitio para aparcar y un pequeño punto de información.

El camino empieza por una pista ancha de pendiente tendida y hay que seguir las señales blancas y verdes. Pasamos el desvío a la Font del Pastor y llegamos al punto donde se separan los dos caminos. Nosotros cogimos el camino principal dejando el que pasa por la Font del Llop y la Font dels Mosquits para la bajada. Aunque estamos empezando el otoño ya se empiezan a ver muchas hojas en el suelo y los colores propios de esta estación. Poco a poco la pendiente empieza a aumentar y el camino se interna en un hayedo. Alrededor de hora y media después llegamos a Coll Pregon, un prado en altura. En el último tramo, un estrecho sendero por la montaña, hay que seguir las señales blancas y rojas. En algo menos de media hora llegamos a la cima.

Después de las fotos de rigor, iniciamos el descenso por la misma ruta. Poco después del Coll Pregon se bifurcan los caminos y, allí, cogimos el más empinado. No sabemos decir en qué momento nos desviamos de la ruta pero apostamos que así fue. El camino fue desapareciendo y acabamos cruzando el bosque por una empinada pendiente que nos hacía patinar continuamente. Después de prácticamente una hora llegamos a una pista más ancha cerca de la Font dels Mosquits. Desde allí el camino fue mucho más tranquilo, pasando por la Font dels Llops, hasta la bifurcación inicial.

Cerca del Coll de Bordoriol cogimos el desvío a la Font dels Pastors, última parada del día antes de coger el coche de vuelta.