Follow @UMPViajarlo

Flag Counter
Tweets por el @UMPViajarlo.  

UN MUNDO
PARA VIAJARLO
El lugar donde compartir tus viajes   

Catalana    Inglesa
                       
INICIO
¿QUIÉNES SOMOS?
CATALUNYA
ESPAÑA
EUROPA
ÁFRICA
AMÉRICA
ASIA
CONTACTO

Rupit y alrededores  (Sergi, Yolanda, Jordi y Marta)

A finales de septiembre de 2013, hicimos una excursión de un día desde Barcelona, a una hora y media en coche. Se tiene que dejar el coche antes de entrar en el pueblo, hay un aparcamiento gratuito y si está lleno hay uno de pago, aunque solo cuesta dos euros para todo el día. Justo al lado del aparcamiento hay una oficina de turismo en la que te informan sobre el pueblo y excursiones a los alrededores.

Rupit es un pueblo medieval y es muy agradable pasear por sus empedradas calles. Cerca del aparcamiento, se cruza el río por un puente colgante que sirve de entrada al pueblo.

 Puntos de interés   EXCURSIÓN AL SALT DE SALLENT, PLA DE BASSÍS Y PLA DE LA PALOMERA 

Una de las excursiones más típicas que se pueden hacer desde Rupit es la que lleva al Salt de Sallent, un salto de agua de considerable altura. Desde el pueblo sale un camino bien señalizado que lleva hasta allí. Se llega a un cruce que indica el Salt de Sallent a la izquierda y la Ermita de Santa Magdalena a la derecha. Hay que tomar el camino de la izquierda, dejando la ermita para visitarla en un corto paseo desde el centro del pueblo. Unos veinte minutos después se llega al Salt del Molí Rodó, un agreste salto que en estas fechas no llevaba mucha agua. Hay que ir con cuidado pero te puedes acercar hasta el borde del acantilado y contemplar la espectacular caída. Siguiendo el camino (con el río a la derecha) se llega a un mirador desde donde se ve mejor el salto.

En menos de media hora caminando por el bosque, se llega al Salt de Sallent. Cuando nosotros estuvimos no llevaba agua pero igualmente pudimos contemplar la escarpada caída de 90 metros desde el mirador. También desde allí se puede ver el valle boscoso por el que sigue el río. En la zona hay gran cantidad de fósiles de pequeños moluscos ya que había sido zona marina.

Cruzamos al otro lado del río y empezamos a subir por una amplia pista de tierra hasta la ermita de Sant Joan de Fàbregas, una bonita ermita de piedra junto a una casa de colonias. Allí hay unas mesas de picnic donde comimos los bocadillos que llevábamos. Continuando el camino, a pocos metros hay un cruce. Hay que tomar el camino de la derecha, nosotros tomamos el de la izquierda y acabamos subiendo campo a través durante una hora.

Al llegar al Pla del Bassís hay que seguir unas indicaciones que llevan hasta unas tumbas de forma antropomórfica en la piedra. Ya de vuelta a Rupit se cruza el Pla de la Palomera y se pasa por un mirador desde donde se tiene una buena panorámica del pueblo y su situación en la zona. Siguiendo el camino se entra al pueblo por la parte de arriba y por la carretera se llega al aparcamiento.