Follow @UMPViajarlo

Flag Counter
Tweets por el @UMPViajarlo.  

UN MUNDO
PARA VIAJARLO
El lugar donde compartir tus viajes   

Catalana    Inglesa
                       
INICIO
¿QUIÉNES SOMOS?
CATALUNYA
ESPAÑA
EUROPA
ÁFRICA
AMÉRICA
ASIA
OCEANÍA
CONTACTO

Tagamanent (Sergi y Yolanda)

Situado en el corazón del Montseny, el Tagamanent es una de las cimas más emblemáticas de la zona, con la Iglesia de Santa María en su cima, visible desde los alrededores. Si bien no es especialmente alto (1056 metros), el fuerte desnivel que se vence en su ascensión lo hace más duro que otras montañas de los alrededores. Nosotros lo subimos desde Aiguafreda, siguiendo una ruta circular que baja por la Sierra de Fondrats. En total se puede contar unas 5-6 horas, dependiendo de las paradas que se realicen.

Si se viene en coche por la C17, nada más tomar la salida hacia el pueblo, hay que girar a la derecha. Poco después ya veremos la pista que sube hacia arriba y, un poco más adelante, un espacio en el que se pueden aparcar varios coches. Prácticamente durante toda la ascensión, se sigue el GR-5, con marcas blancas y rojas. Al principio se va por una pista ancha, pero poco después el GR ya se desvía por sendas más estrechas, entre la vegetación. Este tramo es mucho más agradable, caminando por la vegetación y resguardado del sol. Es importante dosificar, ya que aunque la ascensión no es muy larga, sí que sube de forma continuada y con algunas rampas bastante pronunciadas.

Finalmente, se llega a un punto en el que el GR-5 deja de subir y va rodeando la cima, que nos queda a mano derecha. Para culminar la ascensión, hay que tomar alguna de las sendas que van ladera arriba, cruzando la frondosa vegetación hasta llegar a la cima donde se encuentra la iglesia. En este enclave se encontraba un castillo, que ya se cita en el año 945. Actualmente, está la Iglesia de Santa María, el siglo XII, de estilo Románico. Además de dar una vuelta por los alrededores de la iglesia, hay que observar las espectaculares vistas del valle que se tienen desde aquí.

Emprendemos el descenso, volviendo a ir ladera abajo hasta retomar el GR-5, pasando por las ruinas de otra ermita. Se deja un aparcamiento a un lado y se abandona la pista para seguir por un sendero de vegetación más baja hasta la Masía de Bellver, que actualmente alberga un restaurante. Siguiendo siempre el GR-5, continuamos por una ancha pista hasta L'Agustí, una antigua masía que actualmente parece que es un centro etnológico, pero que la encontramos cerrada.

Se debe continuar el GR-5 hasta una valla, donde abandonamos la pista principal para cruzar dicha valla y empezar el descenso por una pequeña senda que cruzaba un prado. Llegando al Bellit, una masía habitada, volvimos a la pista. Hasta aquí el camino había sido bastante llano y ahora, tras cruzar una nueva valla, llegaba el momento de empezar a bajar. Hay unos carteles que advierten del peligro de un toro, pero lo único que encontramos fueron unas cuantas vacas pacíficas a lo lejos.

El último tramo de la excursión es de descenso continuado. Se puede tomar la pista que lleva hasta Aiguafreda, pero da mucha vuelta. Una buena opción es acortar por alguna de las numerosas sendas que aparecen en las curvas del camino. Para no perderse, lo importante es ir siempre descendiendo y hacia el oeste. Finalmente, se llega a un camping y siguiendo la carretera accedemos al aparcamiento.