UN MUNDO PARA VIAJARLO

El lugar donde compartir tus viajes

Norte de China, Julio y Agosto 2014 (Sergi y Yolanda)

 

Viaje de 30 días por libre al norte de China, desde Pekín hasta Dunhuang, siguiendo la Ruta de la Seda. Nos desplazamos usando el transporte público, principalmente autobuses.

 

CHINA (中国)

 

INFORMACIÓN ÚTIL

 

IDIOMA

China es un país difícil para viajar por libre si no se tienen nociones de mandarín. Salvo en lugares puntuales, no se habla nada de inglés en todo el país. No es extraño llegar a un hotel y que la persona de recepción no sepa decir ni una palabra. De todas maneras, la mayoría de la gente se esfuerza en hacerse entender por señas y si encuentras a alguien que habla algo de inglés, no dudará en ayudarte. Por ejemplo, en un restaurante puede levantarse alguien de una mesa para ayudarte a pedir o alguien en un tour puede irte traduciendo las explicaciones en chino del guía.

Es muy recomendable (casi imprescindible) llevar escrito en chino los nombres de las ciudades que vas a visitar, así como las direcciones de los hoteles o los puntos de interés. Esto no es difícil, puesto que la mayoría de guías de viaje o mapas que compres en tu país ya lo llevarán incluído. También puede ser útil saber decir algunas frases y palabras clave en chino.

 

ALOJAMIENTO

Durante el viaje, nos alojamos principalmente en hostels y hoteles baratos. La calidad de la mayoría de ellos es muy alta, siendo mejores que hoteles de tres estrellas en muchos países.

Leímos que algunos de ellos no alojaban a extranjeros, pero nunca nos encontramos con ese problema. Los principales inconvenientes que tuvimos fueron que muchos estaban llenos por ser temporada alta (era época de vacaciones también en China) y que en algunos no hablaban, literalmente, ni una palabra de inglés. Para buscar alojamiento, puede ser muy útil aprenderse los caracteres chinos para "hotel" (酒店) y "guesthouse" (宾馆), puesto que es común que ni los letreros estén en inglés.

 

COMIDA

En contra de lo que podría parecer, comer en China no es tan fácil. Muchos restaurantes tienen la carta exclusivamente en chino y hay que buscar los pocos que tienen la carta en inglés o los que tienen fotos de los platos. Los sabores pueden ser un poco difíciles para el paladar occidental y los platos pueden ser exageradamente picantes.

Una buena opción es comer las brochetas que se venden en los puestos ambulantes en la calle. No hay que tener miedo, suelen ser muy buenas y son muy económicas.

 

TRANSPORTE

Si se pretende viajar en tren, es imprescindible reservar con mucha antelación los trayectos largos. Nosotros a priori teníamos esta idea, pero nos encontramos que todos los trenes estaban llenos y nos dijeron que los billetes se suelen agotar con 15 o 20 días de antelación. Para trayectos cortos o trenes ultrarrápidos (que son más caros), puede ser suficiente reservar el día anterior.

Los autobuses son de comodidad variable. Algunos están bien pero la mayoría tienen asientos bastante estrechos y con poco espacio entre las filas. La parte positiva de los autobuses es que son bastante frecuentes, llegan a casi cualquier rincón de China y no se suele tener problema para conseguir billete el mismo día del trayecto.

No recomendamos los autobuses nocturnos "sleeper". En vez de asientos tienen una especie de literas cortas y estrechas, en las que no puedes viajar sentado. Además de incómodas, no son muy limpias, y resulta hasta claustrofóbico. De todas formas, resultó una experiencia inolvidable.

 

MONEDA

La moneda oficial de China es el yuan. Euros y dólares se pueden cambiar por yuans en las oficinas del Bank of China y, algunas veces, en otros bancos como el ICBC. La mayoría de los otros bancos no cambian dinero.

La tasa de cambio suele ser bastante mala respecto a la oficial, por lo que no sabemos si es más recomendable sacar dinero en cajeros, a pesar de las comisiones. Nos dijeron que a veces puede no ser fácil encontrar un cajero en el que acepten tarjetas internacionales.

Para pagar los billetes de tren con tarjeta, es necesaria una tarjeta china.

 

 

PEKÍN (北京)

 

Cómo llegar y salir

 

Volamos a Pekín desde Barcelona, haciendo escala en Varsovia, con la aerolínea LOT Polish.

 

Para ir a la ciudad desde el aeropuerto, se puede tomar el tren y después el metro, o bien tomar alguno de los autobuses que salen del aeropuerto y van a distintos puntos de la ciudad. Nosotros tomamos el número 3, que nos dejó cerca de la Estación de Tren. Los tickets se compran en un mostrador de transporte en el aeropuerto, que se encuentra fácilmente al preguntar en alguno de los puestos de información turística.

 

Desde los hoteles cercanos al aeropuerto, suele haber servicio de transfer gratuíto.

 

Hay muchas estaciones de autobús en Pekín. Conviene informarse bien desde dónde salen o llegan a cada destino. Desde la estación de Liuliqiao, salen los autobuses que se dirigen hacia el oeste. Nosotros tomamos uno a Datong, y también había un autobús diario nocturno a Xi'an. Es importante ir a la estación por la mañana, cuando hay mucha más actividad y la frecuencia de autobuses es alta.

 

También hay varias estaciones de tren en Pekín. La más céntrica es la Estación de Tren de Pekín, desde donde hay conexiones con gran parte del país. Cuando tomamos un tren ultrarrápido desde Xi'an, llegamos a la Estación de Tren del Oeste.

 

Cómo desplazarse

 

La red de metro de Pekín es efectiva, pero conviene no ir con prisas. Con el gran número de líneas que tiene, se llega a cualquier punto de la ciudad, pero las distancias son muy largas y puede haber que hacer varios transbordos. Otro punto a su favor es que los nombres de las estaciones y los mapas del metro están también en inglés.

 

Como el metro es muy económico, conviene tomarlo aunque los trayectos puedan parecer cortos. Caminar dos paradas de metro puede llevar casi una hora, la ciudad es inmensa.

 

No tomamos autobuses urbanos, aunque son todavía más baratos que el metro, porque creemos que puede ser una locura conocer su recorrido, ya que todos los carteles que indican las paradas están exclusivamente en chino.

 

Dónde dormir

 

  • Super 8 Hotel Beijing Jin Bao Jie. Lo contratamos por Internet. Está bien situado pero la limpieza y el inglés no son su punto fuerte. No está mal si se viaja con presupuesto reducido.
  • Beijing Zhaolong International Youth Hostel. Reservamos un par de días antes de llegar a Pekín. Está lejos del centro, en Sanlitun, pero está justo al lado de la parada de metro de Tuanjiehu. Es un poco cutre pero aceptable y tiene un personal de simpatía variable.
  • Beijing Airport Gold Route International Business Hotel. Un hotel próximo al aeropuerto y con transfer gratuito. El hotel es prácticamente de lujo y, por Internet, lo encontramos a buen precio.

 

Dónde comer

 

En Pekín hay restaurantes por todas partes. Algunos mejores, otros peores y otros en los que te arrepientes de haber entrado.

 

  • Xiao Mei's dumplings. Un pequeño lugar con mesas en la calle en el corazón del Hutong. Probablemente las mejores empanadillas que hayamos probado.

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Beipingju. Un restaurante más caro de lo habitual pero una muy buena opción para probar el tradicional pato Pekín.
  • Si se quiere comer en la calle, en Pekín no hay problema para encontrar un puesto de brochetas. Los más atrevidos pueden ir al mercado de Wangfujing Snack Street donde, además de comidas habituales, se pueden degustar brochetas de escorpión, serpiente, lagarto, saltamontes, estrella de mar, caballito de mar, etc.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Hutong (胡同)

 

Ir al Hutong es sumergirte en una atmósfera de callejones que antaño albergaron mansiones de gente pudiente. Después de la Revolución Cultural, cada una de estas mansiones fue dividida y convertida en vivienda de varias familias. Actualmente, es un lugar ideal para darse un respiro del caótico tráfico de Pekín.

 

  • Gulou (鼓楼, Torre del Tambor) y Zhonglou (钟楼, Campanario)

 

Al final del recorrido por el Hutong, llegamos a la Drum Tower y a la Bell Tower, dos torres macizas de colores rojo y gris, respectivamente. Se puede subir pero cuando nosotros llegamos ya estaban cerradas.

 

  • Plaza de Tian'anmen (天安门广场)

 

La Plaza de Tian'anmen es la plaza más grande del mundo pero dista mucho de lo que se entiende por una plaza pública. No hay sitios para sentarse y para entrar hay que pasar fuertes medidas de seguridad. Hay que decir que estos controles no suponen ningún problema a parte del tiempo que se pierde.

 

En la plaza se puede ver el Monumento a los Héroes del Pueblo y el Memorial al Catedrático Mao. Al este de la plaza se encuentra el Museo Nacional, que no es más que otra de las moles de estilo soviético que rodean la plaza.

 

  • Puerta de Tian'anmen o Puerta de la Paz Celestial (天安門)

 

Desde la Plaza de Tian'anmen, por un paso subterráneo, se accede a la Puerta de la Paz Celestial, con su inmensa foto de Mao. A través de ella, se llega a la zona de taquillas para comprar las entradas para Ciudad Prohibida.

 

  • Ciudad Prohibida (故宫) o Museo del Palacio

 

Este es uno de los símbolos de Pekín, la lujosa residencia del emperador durante diversas dinastías, inspiración de numerosas películas de la historia de este país. Sin embargo, poco queda del aroma embriagador que te transportaría a esta mística época, pues la neblina gris, el bochorno y, principalmente, el cúmulo de gente que se abalanza por cualquier punto, te empuja y no te deja avanzar vuelve la visita de lo más incómoda. Además es un lugar grandioso y está muy mal montado, de manera que el cansancio hace que puedas acabar no apreciando el esplendor de un lugar tan espectacular para verlo todo como más de lo mismo.

 

Intentamos visitar todo el complejo siguiendo un circuito. Algunas zonas no están incluidas en la entrada y se deben pagar a parte. Entramos por la Puerta Meridional y llegamos a un gran espacio con un pequeño río en medio cruzado por varios puentes de piedra. Quizá es una de las imágenes más conocidas de la Ciudad Prohibida, con la Puerta de la Suprema Harmonía erigida al fondo. A la derecha hay un camino que lleva a un parque donde está la recomendable Galería de las Cerámicas, situada en la Sala de la Gloria Literaria. Alberga numerosos jarrones y vasijas, algunas de más de 8000 años de antigüedad. Destacan algunas piezas de la dinastía Ming. Conforma también un respiro del calor asfixiante (en verano) y las multitudes.

 

Cruzando la Puerta de la Suprema Harmonía se llega a la primera de las tres salas que constituyen las naves principales: la Sala de la Suprema Harmonía. Aquí se celebraban las ceremonias más importantes y se encontraba el trono del emperador. Cuando fuimos estaba cerrada y no pudimos ver el interior. El patio donde se encuentra, de piedra gris, es inmenso, pero de todas formas sigue lleno de gente. Las escaleras que suben hacia ella están decoradas con barandillas de piedra con cabezas de dragones. Tras rodearla, llegamos al patio de la Sala de la Mediana Harmonía. El sistema que tienen para visitar esta estancia es todavía peor: la puerta está abierta pero la entrada no está permitida, así que la gente se va amontonando alrededor para echar un vistazo o sacar una foto. Los empujones, pisotones o paraguazos (que son un clásico aquí) están garantizados. El interior contiene una silla donde trasladaban al emperador. La tercera sala de la serie es la llamada Sala de la Harmonía Preservada. En la parte de atrás hay una rampa de mármol grabada con nubes y dragones que fue trasladada hasta aquí gracias a un camino de hielo.

 

En la parte este de la Ciudad Prohibida está el Palacio de la Paz y la Longevidad, para el cual se necesita una entrada a parte. Esta zona era donde vivían las concubinas. Por su estructura, parecía una mini Ciudad Prohibida. Nada más entrar, se podía ver el Panel de los Nueve Dragones, con un fondo azul-verdoso simulando el cielo y el mar, y los dragones, con expresiones divertidas, en colores amarillentos, azul oscuro o negro. En el interior del Palacio de la Paz y la Longevidad también destaca la Casa de la Ópera, construcción de madera de color verde y tres pisos.

 

Hacia el final de la visita se llega a los Jardines Imperiales. En su entrada hay dos figuras doradas de elefantes en una posición anatómicamente imposible, con las rodillas en el suelo. Simbolizaba que incluso los elefantes se arrodillaban ante el emperador. El jardín era bonito, con diversos pabellones circulares entre la vegetación. Era un lugar más fresco, con zonas de sombra, pero seguía atestado de gente, hecho que manchaba notablemente la belleza de los jardines. Finalmente, visitamos otros salones que había, entre pasillos de muros granates.

 

  • Templo de Confucio (孔庙)

 

En las escaleras de la entrada de este templo hay una estatua blanca de Confucio, fundador de una religión y estilo de vida, muy avanzado para su época (“época?”), que se adoptó en China durante “cuantos años?”. El amplio patio al que se accede está salpicado de enormes figuras de piedra que representan tortugas con cabeza de dragón y una gran estela sobre su caparazón. El emperador las mandaba construir para conmemorar gestas importantes. Más adelante se encuentra la sala principal del templo, donde se depositaban vasijas o pequeñas estatuas de animales como sacrificios ofrendados a Confucio. El ambiente creado era realmente místico. Hacia el final hay unas exposiciones pero como fuimos a última hora de la tarde estaban cerradas. Saliendo se pasa por unos pabellones cuadrados rodeados de agua y barandillas de mármol. Realmente la visita fue muy tranquila y la disfrutamos mucho.

 

  • Templo Lamaísta (雍和宫)

 

GRAN MURALLA EN JINSHANLING (金山岭)

 

Cómo llegar y salir

 

No hay transporte público para llegar a Jinshaling, lo cual es un arma de doble filo. La parte negativa, obviamente, es que te obliga a contratar un tour. La parte positiva es que hay mucha menos gente, de hecho nosotros estuvimos casi solos.

 

Nosotros contratamos el tour de Jinshanling a Simatai en el Beijing Downtown Backpackers, en la zona de Hutong. Organizan los torus de forma conjunta con otros hostels de la zona y es una opción muy recomendable.

 

Conviene seleccionar bien el tramo de la muralla que se visita ya que hay algunos lugares que, aunque son de más fácil acceso, están atestados de gente y es imposible dar un solo paso.

 

Recorrido

 

El bus nos dejó en el aparcamiento de Jinshanling y subimos por un camino, durante unos veinte minutos, hasta llegar a una plaza con una estatua de Gengis Khan. Allí, hay unas escaleras que suben a la muralla.

 

En la ruta se pasaba por 22 torres pero no se podía llegar a Simatai ya que, cuando nosotros fuimos, el último tramo estaba en reconstrucción. Si no se quiere hacer el recorrido completo, se puede tomar un teleférico hasta la torre 11 y caminar el último tramo.

 

El camino empezó tranquilo, disfrutando las vistas de la muralla serpenteando hasta perderse por el horizonte y la única pega era el cielo gris que hacía que las vistas no fuesen todo lo buenas que podrían llegar a ser. Había algunos tramos reconstruidos y otros en peor estado que le daban un toque muy auténtico.

 

Antes de llegar a la torre 15, el camino estaba cortado y tuvimos que tomar un desvío por una senda de tierra. Nos reenganchamos a la muralla pasada la torre 16 y el final fue agotador, con escaleras y rampas empinadísimas. Después de la torre 20, sale un pequeño camino de tierra que baja hasta el aparcamiento. Allí nos esperaba el autobús que nos llevó de vuelta a Pekín.

 

 

DATONG (大同) Y ALREDEDORES

 

Cómo llegar y salir

 

La estación de autobuses se encuentra alejada del centro y hay que tomar un taxi. Conviene evitar los taxistas de la estación y caminar un poco para coger un taxi con taximetro. Desde la estación hay autobuses frecuentes a Pekín que tardan entre 5 y 6 horas (dependiendo del tráfico de la capital) y a Taiyuán desde donde se puede enlazar a otros destinos como Pingyao o Xi'an.

 

Dónde dormir y comer

 

Datong Youth Hostel. Se llega a través de una escalera situada en el interior de una tienda de ropa para niños. A pesar de su original ubicación, es un hostel muy bueno, con habitaciones amplias y limpias. También organizan tours a los puntos de interés cercanos como las Cuevas Yungang o el Monasterio Colgante.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Muralla
  • Centro histórico
  • Cuevas Yungang (云冈石窟)
  • Monasterio Colgante o Xuankong Si (悬空寺)

 

PINGYAO (平遥)

 

Cómo llegar y desplazarse

 

Desde Taiyuán salen autobuses que tardan unas dos horas en llegar a Pingyao. Para ir a Xi'an es más complicado ya que hay que reservar las plazas para el bus que sale de Taiyuán y hay que esperarlo en la salida de la autopista. Nosotros compramos el billete a través del hostel y no se nos ocurre otra manera posible de hacerlo.

 

Dónde dormir y comer

 

Harmony Hostel. Uno de los mejores hostels que hemos visto. Su patio interior rodeado de las habitaciones, lo hace encantador. Además, las habitaciones, con las camas construidas, le dan un toque muy personal.

 

Es una pena pero es difícil recomendar muchos lugares para comer ya que los nombres pueden estar exclusivamente en chino. Comimos especialmente bien en un pequeño restaurante local situado en la Calle del Este cerca del hostel. Junto al Templo Cheng Huang, hay muchos restaurantes con mesas en la calle que sirven platos sencillos aunque no todos tienen la carta en inglés.

 

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Casa-Museo de las Finanzas (Ri Sheng Chang, 日升昌票号). Primera caja de ahorros en la historia de China.
  • Murallas (城墙) y Puerta Sur
  • Templo de Confucio (平遥文庙)
  • Templo Cheng Huang
  • Museo de Periódicos
  • Bai Chuan Tong
  • Tong Xing Gong Armed Escort Agency
  • Chinese Armed Escort Agency Museum
  • Wei Tan Hou
  • Hui Wu Lin
  • Gu Min Ju
  • Museo de la Cámara China de Comercio
  • Templo taoísta Qing Xu Guan
  • Antigua torre de la ciudad (平遥市楼)
  • Xie Tong Qing Draft Bank
  • Panel de los Nueve Dragones (九龙壁)
  • Iglesia Católica

 

XI'AN (西安)

 

Cómo llegar y salir

 

Xi'an es una gran ciudad, muy bien comunicada con muchos puntos del país pero con varias estaciones de autobús y de tren. Por tanto, conviene informarse bien sobre la estación a la que debemos ir.

 

Los autobuses para Taiyuán y Tianshui salen de la Estación del Norte, junto a la Puerta Norte de la muralla. Al otro lado de la puerta está la estación de tren principal, comunicada con prácticamente todos los puntos del país. Algunos de los trenes rápidos a Pekín, salen de la estación Xi'an Bei (norte), bastante alejada del centro.

 

 

Cómo desplazarse

 

Desde delante de la estación de autobuses del norte, salen los autobuses para ir a ver los Guerreros de Terracota. Cuestan 7 yuanes, salen continuamente y tardanalrededor de una hora en llegar.

 

Las distancias dentro de la ciudad son bastante grandes y, aunque a menudo se puede caminar por dentro de la ciudad antigua, puede ser necesario coger el metro para llegar a algunos lugares como la Gran Pagoda del Ganso Salvaje. También se pueden tomar taxis, son baratos pero los trayectos se pueden hacer largos dependiendo del tráfico.

 

Dónde dormir y comer

 

A veces puede ser difícil encontrar alojamiento en Xi'an ya que los hoteles pueden estar llenos. A parte de esto, el nivel medio de los hostels y hoteleseconómicos es muy alto, estan impecables y tlas habitaciones son muy grandes.

 

  • Han Tang Inn. La primera noche que estuvimos en Xi'an, nos alojamos en este hostel. Está muy bien situado en la ciudad antigua y por 200 yuans se tiene un alojamiento mejor que muchos hoteles de tres estrellas. Si estáis interesados en algún tour, se puede contratar aquí oen Han Tang House.

 

  • Han Tang House. Nuestra segunda noche en Xi'an, tuvimos que cambiar de hotel ya que el otro estaba lleno. Están situados en la misma calle, tienen un nivel parecido y parece que las dueñas de ambos establecimientos son hermanas.

 

  • Hotel Huiya Tianmu. Cuando volvimos a Xi'an, encontramos los otros hostels llenos. Bien siituado en el centro, encontramos este hotel en el que el personal no habla inglés pero se esfuerzan por hacerse entendedr. La habitación, muy económica, era inmensa y con mucha luz natural.

 

En Xi'an hay muchos lugares donde comer. Restaurantes clásicos, centros comerciales y puestos ambulantes. Una buena opción es comer algo en alguno de los puestos del barrio musulmán.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Guerreros de Terracota (兵马俑)
  • Tumba de Qin Shi Huang (秦始皇陵)
  • Templo de los Ocho Inmortales (八仙宮)
  • Muralla (西安城墙)
  • Gran Pagoda del Ganso Salvaje (大雁塔)
  • Barrio Musulmán
  • Gran Mezquita (清真大寺)
  • Torre del Tambor (鼓楼) y Campanario (钟楼)

 

MAIJISHAN (麦积山)

 

Cómo llegar y salir

 

Tianshui es la ciudad más próxima a Maijishan. Tianshui es una ciudad muy curiosa porque está dividida en dos. En una parte está la estación de tren, con destino a muchos lugares del país y, en la otra, hay una única estaciónde autobús desde donde salen para Xi'an (5 horas) y para le estación del este de Lanzhou (4 horas).

 

Para ir a Maijishan se pueden coger unos autobuses que salen y llegan desde delante de la estación de tren. Se puede ir en taxi compartido o privado pero es bastante caro.

 

Dónde dormir y comer

 

  • Hotel Xin Sheng Yuan, Tianshui (天水). Nos costó muchísimo encontrar alojamiento. Finalmente acabamos en este hotel económico, bastante justo pero aceptable y económico.

 

En Maijishan se pueden comer fideos fríos o brochetas en los puestos ambulantes que hay junto a las grutas.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Grutas de Maijishan

 

WUWEI (武威)

 

Cómo llegar y salir

 

Desde Lanzhou salen autobuses para Wuwei que cubren el trayecto en 4 horas. Nosotros lo tomamos desde la estación del este, que es donde llegamos desde Tianshui, pero creemos que también salen de otras estaciones. Al llegar nos dejaron en una carretera a las afueras de la ciudad y tomamos un taxi hasta el centro.

 

La estación de autobuses no está lejos del centro y desde allí hay salidas frecuentes hacia el oeste de China. Nosotros fuimos hasta Zhangye y tardamos unas 4 horas en llegar.

 

Dónde dormir y comer

 

  • Hotel Zi Yun Ge: Uno de los mejores hoteles del viaje. Moderno, con habitaciones amplias y muy bien de precio.
  • En la misma plaza que el Templo de Confucio, hay un restaurante de empanadillas, muy bueno y económico.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Templo de Confucio (文庙)
  • Puerta Sur (南门)
  • Pagoda Kumarajiva (罗什寺塔)
  • Leitai Si (雷台寺)
  • Templo Haizang

 

 

ZHANGYÉ (张掖) Y ALREDEDORES

 

Cómo llegar y salir

 

Zhangye tiene varias estaciones y a veces no son sencillas de encontrar. Los autobuses de larga distancia a destinos del oeste de China salen de la estación del oeste.

 

Para ir a las Danxia Rocks, hay que tomar un bus desde la estación del oeste. Salen con frecuencia por la mañana y para volver se pueden parar en la carretera justo delante del parque.

 

Los autobuses a Mati Si salen desde la estación del sur, al llegar a la entrada del complejo paran para comprar la entrada y te dejan en el aparcamiento que hay próximo a las cuevas. Hay tres autobuses que salen por la mañana y vuelven a Zhangye a media tarde.

 

Cómo desplazarse

 

Los principales puntos de interés están fuera de la ciudad. Las agencias locales ofrecen tours para ir a Mati Si y a las Danxia Rocks pero recomendamos ir en los autobuses locales que salen desde las estaciones. Son prácticos y te dan mucha libertad para visitar los lugares.

 

Los autobuses urbanos son una manera económica y práctica de moverse por la ciudad. Para ir a la estación del oeste hay que tomar el número 4. Para ir a la estación del sur hay que tomar el 12 o el 23.

 

Dónde dormir y comer

 

  • Hotel Huayi: el personal no habla nada de inglés y no hace ningún esfuerzo por entenderte. A parte de esto, el hotel está muy bien, al lado de la Bell Tower y cerca de los autobuses urbanos que llevan a las estaciones.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Rocas Danxia (张掖丹霞)
  • Mati Si (马蹄寺)
  • Templo del Gran Buda (大佛寺)

 

 

JIAYUGUAN (嘉峪关)

 

Cómo llegar y salir

 

Jiayuguan solo tiene una estación de autobús desde donde hay conexiones con las principales ciudades de Gansu como Zhangye o Dunhuang.

 

Cómo desplazarse

 

Los puntos de interés están muy dispersos y no hay transporte público para ir a ellos. Lo más práctico es contratar un taxi para medio día.

Dónde dormir

 

  • Hotel Jinye: buen hotel, situado al lado de la estación de autobuses. Es muy económico y, además, hay algún miembro del personal habla algo de inglés.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Fuerte de Jiayuguan (嘉峪关城楼)
  • Gran Muralla (悬壁长城)
  • Primera Torre Almenara de la Gran Muralla (长城第一墩)

 

 

DUNHUANG (敦煌) Y ALREDEDORES

 

Cómo llegar y salir

 

La estación de autobuses de Dunhuang está bastante cerca del centro. Desde allí salen a los destinos más próximos de Gansu y también hay un autobús nocturno cada día hasta Lanzhou. Estos autobuses tienen una especie de camas y una apariencia claustrofóbica. En honor a la verdad hay que decir que luego no estuvo tan mal y fue relativamente cómodo.

 

Cómo desplazarse

 

El centro de Dunhuang se puede recorrer fácilmente a pie.

 

Para ir a las Dunas Cantoras hay que coger el bus urbano número 3. Si se quiere ir a ver amanecer, es necesario tomar un taxi. Nosotros no tuvimos problemas para encontrarlo aunque fuera de madrugada.

 

Para ir al Parque Nacional Yadan es necesario contratar un tour. Recomendamos contratarlo en el Charley Johng's Café e ir en autobús. Nosotros cogimos un coche compartido y la vuelta se nos hizo muy pesada por la falta de espacio.

 

Los autobuses verdes para las Cuevas Mogao salen desde delante del Hotel Dunhuang. Allí también se puede coger un taxi compartido para ir a las cuevas, es un poco más caro pero salen con más frecuencia.

 

Dónde dormir y comer

 

Los alojamientos abundan en Dunhuang pero en temorada alta se pueden encontrar muchos llenos. La parte positiva es que la competencia entre los hoteles es feroz y se pueden encontrar buenos precios.

 

  • Hotel Yue Bin: un muy buen hotel, bien situado y a buen precio. La chica de recepción hablaba algo de inglés.
  • En Shazhou Nanlu hay un restaurante que anuncia "beef noodles". Hay fotos de los platos y, si se consigue pedir sin picante, los fideos son muy buenos.
  • Charley Johng's Café: este famoso café organiza excursiones y sirve todo tipo de platos, algunos occidentales. Recomendamos los fideos.
  • John's Café: este pequeño restaurante situado en un patio es muy agradable y sirve platos tanto chinos como occidentales. Un buen lugar para comer una hamburguesa y hacer un paréntesis de la comida china.
  • Mercado Nocturno: un lugar lleno de vida en el que se puede cenar en la calle. Allí se puede comer brochetas y todo tipo de platos.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Mercado nocturno
  • Río Dang
  • Cuevas Mogao (莫高窟)
  • Dunas Cantoras (鸣沙山) y Lago de la Luna Creciente (月牙泉)
  • Parque Nacional Yadan (雅丹国家地质公园)

 

 

XIAHÉ (夏河)

 

Cómo llegar y salir

 

Desde la estación de autobuses del sur de Lanzhou, salen autobuses para Xiahe aunque no con mucha frecuencia. El recorrido se cubre en unas tres horas y media y discurre por preciosas carreteras de montaña. Si no se encuentran billetes, se puede hacer el cambio en Linxia.

 

Dónde dormir y comer

 

Hay varios hoteles económicos con muy buen aspecto en los alrededores del monasterio, aunque puede ser difícil encontrar sitio en temporada alta.

 

  • Overseas Tibetan Hotel: precioso hotel, con decoración tibetana, junto al Monasterio de Labrang.
  • Restaurante Nomad: situado en un tercer piso, ofrece vistas al monasterio. La comida estuvo bien pero fueron exageradamente lentos en servirnos.
  • Restaurante Gesar: probablemente nuestro restaurante favorito de China. Entrañable ambiente familiar y deliciosa comida. No hay que dejar de probar los momos y los yogures con fruta o con arroz.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Monasterio de Labrang ( 拉卜楞寺)
  • Convento de monjas (尼姑庵)