UN MUNDO PARA VIAJARLO

El lugar donde compartir tus viajes

Etiopía, Julio 2013 (Jordi y Juan Pedro)

 

Viaje en grupo de 17 días a Etiopía. Los desplazamientos por el sur fueron en 4x4 y por el norte en avión.

El paisaje, clima y etnias primitivas que encontramos en el sur, se transforma en el norte, siendo lugares más fríos (están a mayor altura) con vegetación propia de ellos y mucho más desarrollados pero sin llegar a lo occidental, es decir, como si fuera otro pais no carente de belleza y lugares interesantes.

*Para escribir esta crónica nos hemos ayudado de informaciones de viajes y de material recogido de Internet aunque lo fundamental han sido las vivencias personales.

 

ADDIS ABEBA

Cómo llegar y salir

Volamos con Turkish Airlines haciendo escala en Estambul. El aeropuerto está a unos 15 km de la ciudad.

 

Dónde dormir y comer

Nos alojamos en el Hotel Soramba, un hotel sencillo pero correcto y muy limpio. El desayuno continental en la línea del hotel, sencillo pero correcto.

Como en la mayoría de capitales africanas, los lugares para comer no abundan y a veces hay que recurrir al hotel para comer o cenar. De todas formas es posible encontrar algunos restaurantes sencillos o incluso algunos de nivel.

Un paseo por la ciudad nos ofrece el ver carnicerías donde la gente compra carne de vacuno y la come cruda.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Palacio de Menikil II

Se encuentra a 8 km de la ciudad en una montaña. Fundador de la capital, muere en 1.913 creyendo que se curaría de todos los males si comía las páginas de la Biblia y comiéndose El Libro de los Reyes le dio una apoplejía y murió.

Desde el palacio se ve toda la ciudad...y toda la polución que es mucha, de todos modos vale la pena subir y presenciar sus vistas.

 

  • Museo Arqueológico Nacional

En este museo está el esqueleto de "Lucy", antepasada de 3,5 millones de años, hasta hace poco el más antiguo del mundo. Fue descubierta en 1.974 y le pusieron este nombre porque cuando la encontraron sonaba la canción de Beatles " Lucy in the sky with diamonds", aunque los etíopes la llaman Denkenesh que en lengua amariña significa "eres maravillosa".

Además de Lucy hay paneles explicativos de la evolución de nuestros ancestros y diversos utensilios y restos paleontoantropológicos y fotografías de las diferentes tribus del pais.

 

  • Catedral de San Jorge

Construída a finales del siglo XIX en honor al patrón de Etiopía por Menelik II. Es de planta octogonal y de estilo neoclásico, rodeada de jardines.

En su entrada había mucha gente como rezando junto al muro de entrada y nos dijo uno del país, aunque no sé si es cierto, que las personas impuras no pueden entrar y que se entiende por impura aquella persona que haya practicado sexo en las 24 horas anteriores o las mujeres que tengan la menstruación.

 

  • Merkato

Dicen que es el mercado más grande y espectacular de toda África. Está dividido por zonas en función de lo que ofrecen, una zona de ropa, otra de electrodomésticos, otra de semillas, etc. con cientos de calles con un colorido espectacular y vendiendo de todo, desde animales vivos a piezas de autobús.

Si te paras en un lugar puedes ver a la gente ir de un lado a otro, comerciantes, posibles clientes, niños por todos lados y hasta el paso fugaz de algún pequeño rebaño de cabras y burros cargados de las cosas más diversas.

Nos avisaron de que era el lugar más peligroso de Addis Abeba aunque nosotros, guardando las debidas precauciones igual que en cualquier gran ciudad, no tuvimos ningún problema durante el paseo. En cambio, mi compañero, el último día, paseando por otro lugar de la ciudad se encontró la mano de un chaval en su bolsillo queriendo cogerle la cartera. De todos modos, no hay que alarmarse ya que Addis Abeba es una ciudad tranquila y segura.

 

 

ARBAMINCH Y ALREDEDORES

Cómo llegar y salir

Llegamos en 4X4 desde Addis Abeba.

Situada a 500 km de Addis Abeba, el trayecto en transporte privado dura unas nueve horas. La carretera es razonablemente buena pero no se alcanza mucha velocidad.

De camino se sigue la Falla del Rift de 6.000 km., que empieza en Siria y finaliza en Mozambique. Es como una gran cicatriz en la corteza terrestre producida hace unos 35 millones de años y que al atravesar toda Etiopía crea un pasillo rodeado de volcanes y montañas formando un cordón de ocho lagos, los últimos son los lagos Chamo y Abaya ya en Arbaminch.

La carretera, como todas las del país, está llena de vida y es muy transitada, no tanto por vehículos (que se ven pocos) como por gente o rebaños que utilizan las carreteras como camino habitual para sus desplazamientos.

 

Dónde dormir y comer

El Hotel Swaynes es un resort situado sobre una colina con muy extraordinarias vistas sobre los lagos Chamo y Abaya. También hay jabalíes y monos papiones oliva que habitan en el acantilado. En el hotel también sirven comidas.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Montañas Chencha y pueblo Dorze

Es en montañas de 3.000 metros donde habita la etnia de los Dorze. Sus cabañas son muy altas, simulando en su frente la trompa de un elefante, y están hecha con ramas de falso banano. Son tejedores y agricultores, aunque llama la atención el papel de la mujer en el trabajo. Habitualmente recaen sobre ella todo tipo de tareas, desde las más duras hasta las más sencillas, y no es de extrañar cruzarte por la carretera con una mujer cargada con fardos en la cabeza y manos, con un bebé colgando en la espalda con un pañuelo grande, mientras el hombre va detrás o delante montado en un burro. La vegetación cambia al llegar aquí y hay bambú y falso banano del que de su tronco extraen una pasta llamada "kocho" que les sirve de base a su dieta.

 

  • Lago Chamo y avistamiento de fauna

Es visita obligada por la fauna que alberga. Se va en barcas a motor bastantes rudimentarias (ambatch), pero todo un lujo comparado con las que utilizan los pescadores de la zona.

Hay una zona del lago que tiene la mayor densidad de cocodrilos de todo el continente y da cierto reparo el navegar entre ellos, están a 3 o 4 metros y algunos son enormes, llegando a alcanzar en algunos casos los 7 metros de longitud. En cualquier caso, es una experiencia inolvidable e imprescindible.

Además de los cocodrilos, hay diferentes grupos de hipopótamos que viven en el lago, animales muy agresivos y que son el mayor peligro del lago ya que incluso los cocodrilos los rehúyen. En época de cría o en tierra firme, mejor no cruzarse con ellos.

En el capítulo de aves hay que destacar, los cormoranes, pelícanos, águilas pescadoras y otros diferentes grupos de pájaros más pequeños como el martín pescador y otras variedades.

 

 

KONSO

Camino de Jinka desde Arbaminch, en el cruce de caminos con el río Omo, está este pueblo y la etnia que lo habita del mismo nombre. Su paisaje ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sus formas modeladas por el agua y viento se parecen a rascacielos, por eso la llaman la Nueva York etíope. El pueblo está junto a los acantilados y su tierra roja mezclada con lo verde de la vegetación hacen de ella un paisaje espectacular que con sus construcciones parece incrustado en la Prehistoria.

La etnia consta de unas 180.000 personas diseminadas en multitud de aldeas, son campesinos sedentarios en un medio montañoso y difícil, trabajan la tierra utilizando el sistema de construir terrazas sobre las laderas de la montaña y cultivan hasta 28 productos diferentes. También hay herreros, ceramistas y tejedores, y son famosos por no querer plegarse a las recomendaciones del gobierno respecto a los anticonceptivos, por eso hay tantos niños.

Los pueblos están amurallados para defenderse de los ataques de animales y de otros pueblos. Dentro de las aldeas disponen en su laberinto de construcciones de un espacio público para la vida social. Las casas son de adobe, con techos bajos y caminos estrechos entre ellas por las que pasan muy justos los animales utilizados para el trabajo.

Son cristianos ortodoxos pero mantienen creencias animistas rindiendo culto a los difuntos con ritos cómo hacer un tótem de madera (waga) que colocan junto a la tumba o los campos del fallecido. Cuando acaba o empieza una generación, que para ellos es cada 18 años, plantan un árbol delante de la casa de los jóvenes.Hhay mucha atención sobre ellos y tienen su espacio social donde sólo ellos entran para charlar o hacer sus encuentros o fiestas.

 

ETNIAS DEL RÍO OMO

Cómo llegar y desplazarse

Desde Arbaminch a Jinka hay cinco horas de carretera que, aunque no está en mal estado, es transitada por todo tipo de transportes: vacas, carros, niños...

De Jinka nos desplazamos un par de días a Turmi para seguir visitando y conociendo las etnias.

A medida que vamos hacia el Sur, a los territorios del río Omo, el calor aumenta pues se desciende bastante desde las montañas Konso pero aquí comienza el traslado a las formas de vida del neolítico.

Para visitar las etnias es imprescindible transporte propio, no hay vehículos de transporte público.

 

Dónde dormir y comer

En Jinka nos alojamos en un resort que estaba muy bien aunque con las limitaciones propias de África como la ausencia de presión de agua en el mejor de los casos.

En Turmi dormimos en un campamento en tienda de campaña. El campamento tiene baños comunitarios y un comedor. También es posible alojarse en bungalows.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Mercado Key Afer

En dirección a Jinka encontramos este mercado que está todos los jueves y donde diferentes grupos étnicos como los Karo, Banna, Ari y Hamer acuden allí a vender sus productos, ya que es un punto intermedio entre sus localidades.

Se trata de un mercado multicolor, los Banna y los Hamer son muy parecidos . Altos y esbeltos, caminan muy erguidos y orgullosos. En el mercado se sientan en el suelo, donde muestran todo aquello que ponen a la venta sin un orden establecido y ocupando toda la explanada donde se efectúa el mercado. Se vende de todo un poco pero básicamente artesanía, utensilios, especias, hierbas, mijo, etc...

Aparte está el mercado de ganado que se realiza dentro de un espacio vallado para evitar que se escapen los animales.

 

  • Mercado Dimeka

Muy parecido al de Key Afer aunque aquí los que vienen son fundamentalmente los Hamer. Todos los mercados son muy coloristas con pequeñas diferencias entre ellos.

 

  • Etnia Mursi

Llegar al poblado es muy costoso por los lodazales que atravesamos habitualmente. Los lugares que atravesamos están llenos de molestos enjambres de moscas tse-tse, de todos modos, el paisaje que vamos dejando es de una belleza enorme.

La etnia Mursi es la más guerrera de Etiopía son unas 4.000 personas que viven en pequeñas aldeas con pequeñas chozas hechas con ramas superpuestas sobre una estructura básica de palos flexibles.

Fueron guerreros antiguamente, luego cazadores recolectores y posteriormente pastores pero, después de una epidemia en los 70, se han convertido en agricultores estacionales y pastores de pequeños rebaños. Aunque actualmente, y debido al turismo, se han acostumbrado a los "birr" que les pagan los turistas por hacerse fotos y a gastar mucho de ellos en alcohol, con lo que es fácil encontrar a muchos de ellos borrachos a las 10 de la mañana.

Son comedores de carne cruda y son defensores y atacantes a pueblos vecinos de robos de ganado y mujeres, antes lo hacían con lanzas y ahora con kalashnikov. Pelean mucho con los Nyangatom y los Hamer pero se llevan bien con los Bodi que habitan al otro lado del río.

Tienen ritos de iniciación como el donga que es una lucha "no a muerte" que practican con largas varas y los cuerpos pintados. A las mujeres les practican incisiones en los lóbulos de las orejas donde llevan trozos de madera y les arrancan dos dientes para ponerse platos labiales de arcilla que van cambiando con el tiempo por otros más grandes. Tienen una función estética y sólo los llevan las mujeres de clase alta. Hombres y mujeres se afeitan la cabeza y los hombres se hacen escarificaciones en la piel que muestran con orgullo.

 

  • Etnia Hamer

Son el grupo étnico más numeroso con 15.000 personas, pastores seminómadas que cuidan especialmente su ganado; agricultores que cultivan mijo, tabaco y algodón, y recolectores de miel. Suelen ser un poco hoscos y tanto hombres como mujeres son de una belleza extraordinaria.

Se decoran mucho el cuerpo, adornándose con bolitas de colores y arreglándose además con todo tipo de detalles de quincallería alrededor del cuello y prendas occidentales. Las mujeres se visten con unas faldas cortas de piel y los hombres llevan unas faldas cortas de algodón, se peinan con trenzas y algunos se ponen una pluma de avestruz y en su torso desnudo exhiben escarificaciones. Las mujeres se untan el pelo con una mantequilla mezclada con arcilla que les da un color cobrizo, y las casadas llevan en el cuello un "biñere" que es un cerco de hierro con una protuberancia fálica.

Los niños son circuncidados de pequeños y al llegar a la adolescencia realizan el Salto del Toro como rito de iniciación a la edad adulta por el que saltan por encima de un número de toros alineados y deben hacerlo al menos 4 veces y solo pueden fallar una, si fallan más son flagelados por las mujeres y se convierten en parias, pero si logran superarlo ya pueden casarse. Durante el salto, los jóvenes son jaleados por las mujeres de su clan que en pleno trance y para animar al joven suplican que las azoten en la espalda con largas varas y las heridas sangrantes las cubren con arcilla. Actualmente está actividad está prohibida por el gobierno por el componente violento contra la mujer pero la gente no hace caso.

 

 

BAHARDAR Y NACIMIENTO DEL NILO AZUL

Cómo llegar y salir

Llegamos a Bahardar en un vuelo interior de alrededor de una hora desde Addis Abeba. Desde la capital sale un vuelo circular que pasa por Bahardar, Lalibela y Axum, entre otras, antes de volver a la capital. Como si se tratase de un autobús de línea.

 

Dónde dormir

Los hoteles de la ciudad se encuentran, en su mayoría, a orillas del lago Tana y cuentan con embarcadero propio. Nosotros nos alojamos en el Hotel Tana, un hotel correcto en la línea de lo anteriormente expuesto.

 

Qué ver y qué hacer

La población que vive alrededor del lago Tana es de la etnia de los Amhara y vive de las plantaciones y comercialización del sorgo y "teff" que es la base de la "injera" o pan nacional etíope y del turismo que se acerca a ver el nacimiento del Nilo Azul.

 

  • Puente de los Portugueses

Nos dirigimos a Tis Isat, a unos 30 km. de Bahardaar, y tomamos la senda que lleva al Nacimiento del Nilo Azul. Poco después de iniciar el camino, por encima del cauce del Nilo Azul, hay un puente de piedra de 8 arcos y 70 metros de longitud, construido en el siglo XVI por artesanos portugueses que llegaron a Etiopía acompañando a las tropas lusas para luchar contra Grañ el Zurdo. Aunque se le conoce como Puente de los Portugueses su nombre es "Alata".

 

  • Nacimiento del Nilo Azul

Siguiendo el camino del Puente de los Portugueses se inicia un agradable y continuo paseo ascendente por verdes praderas y, alrededor de una hora después, se llega a una explanada desde la que se contemplan las cataratas del Tis Isat. De ahí pasamos a través de un puente colgante al frente de las cataratas, las cataratas del Nilo Azul, el nacimiento del Nilo Azul, que en lengua amaric es Tis Abay (humo de agua). Uno de esos lugares míticos que no se olvidan nunca.

Fueron descubiertas por el alcarreño Pedro Paez, misionero jesuita en 1.613. El cauce por el que discurre en su inicio es a través de una corteza basáltica hasta el Lago Tana.

 

  • Navegación por el Lago Tana, sus islas y monasterios

El lago Tana de 85 km. de largo y 65 de ancho está situado a 1.840 metros de altitud, tiene una treintena de islas y 38 monasterios (entre ellos algunos del S. XIV). El monasterio más importante es el de Ura Kidane Mehret, que está muy bien conservado. El acceso desde el embarcadero es a través de cafetales y una densa vegetación, es de planta circular y tiene frescos por las paredes muy bien conservados, albergando también manuscritos antiguos y objetos sagrados. También hay un monasterio de mujeres llamado Entos Eyessus.

En este lago desaguan 60 afluentes, entre ellos, el pequeño Abai Wenz o fuentes del Nilo Azul.

 

 

GONDAR

Cómo llegar y salir

Llegamos por carretera desde Bahardar en unas tres horas y media. También es posible llegar en avión con el trayecto circular anteriormente descrito.

 

Dónde dormir

Nos alojamos en el Hotel Taye Belay. Un hotel más que correcto, del nivel de un tres estrellas occidental.

 

Qué ver y qué hacer

Gondar, que está situada a los pies de los montes Simien, fue la capital del reino de Abisinia bajo el reinado del emperador Fasilíades para poner fin a un periodo en el que no había un lugar fijo para la corte y deambulaban de un lugar a otro en función de la época de lluvias.

Así, en el S. XVII el emperador mandó construir castillos, iglesias y baños de inspiración medieval, siguiendo la técnica y el estilo arquitectónico que marcaba el jesuita padre Páez. La llaman la "Camelot de Africa" por la similitud con una ciudad imperial del Medievo europeo. Durante 200 años floreció y creció de forma espectacular hasta que en el S. XIX el emperador Teodros incendió la ciudad en represalia por no ser aceptado como emperador y ya nunca más volvió a ser capital. A pesar de lo anterior, a lo largo de los años el castillo principal de Fasilíades ha resistido vicisitudes de todo tipo, como los bombardeos británicos en la II guerra mundial cuando las tropas italianas se refugiaron allí.

Destacan la Iglesia de Debre Berhan Selassie, la iglesia copta más importante del mundo que hace las veces del Vaticano para los católicos con su techo pintado de querubines, el castillo de Fasíliades, la Biblioteca de Yohannes, el Palacio de Iyasus, un baño turco y el Pasillo de Dawit que daba a un recinto de leones.

Todo el conjunto de la ciudadela fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1.979. Es uno de los lugares históricos más importantes de Etiopía y sorprende encontrar castillos medievales en la Africa subsahariana.

A pesar de la riqueza cultural que tiene, es un lugar extremadamente pobre con muy pocas infraestructuras.

 

 

LALIBELA

Cómo llegar y salir

Una vez más hay que remitirse al vuelo circular. En esta ocasión hicimos el trayecto desde Gondar.

 

Dónde dormir

Nos alojamos en el Hotel Lal, un agradable hotel tipo resort con una sala de estar circular con chimenea.

 

Qué ver y qué hacer

Lalibella está situada en la región de Welo a 2.600 m. de altura y tiene unos 50.000 habitantes, pero es conocida en el mundo por sus once iglesias excavadas en la roca que constituyen el conjunto arquitectónico más importante de la iglesia etíope y uno de los lugares más impactantes del mundo .

Unos dicen que es la octava maravilla del mundo, otros hablan de la Jerusalén negra y hay quien la llama la Petra de Africa, cualquiera de estas acepciones es válida para definir las iglesias de Lalibella.

 

  • Iglesias excavadas en la roca

Son Patrimonio de la Humanidad desde 1.978, las iglesias fueron excavadas directamente sobre la piedra arenisca, rebajando pacientemente la roca basáltica y descendiendo a profundidades de hasta 20 o 30 metros. Para ello, los obreros dibujaban la superficie sobre la roca virgen y luego iban cavando hasta definir el enorme bloque de piedra y empezaban a esculpir su parte exterior, antes habrían hecho un túnel en su parte central para hacer su parte interior.

Se piensa que trabajaron más de 40.000 personas para hacer estas iglesias, que se erigieron durante el reinado del rey Lalibela a principios del S. XIII tras su exilio en Jerusalén queriendo reproducir los sitios de Tierra Santa. Así, los nombres son evocadores: El Jordán, el Calvario, la cueva de Belén...

Hay dos grupos de iglesias, unas al Oeste y otras al Este de un arroyo, que muchas veces baja seco, pero que simboliza el agua sagrada que separa en dos al mundo, lo terrenal y lo espiritual.

Las iglesias están conectadas entre ellas por pasadizos y muchas de ellas tienen criptas, grutas y frescos en sus paredes. Son custodiadas por monjes famélicos que durante 3/4 partes del año sólo se alimentan de algo de trigo tostado. La presencia de estos monjes y diáconos hace que nos traslademos a un mundo antiguo y olvidado que está presente en sus piedras.

El sector occidental lo componen seis iglesias excavadas en paredes de roca vertical, con oquedades y catacumbas donde se ve a los monjes leyendo las lecturas sagradas y custodiando los tesoros en forma de cofres de madera con manuscritos de hace más de cinco siglos, además de iconos, retablos, orfebrería y cruces procesionales que nos muestran con orgullo.

Estas iglesias son: Bet Medhani Alem (Casa del Salvador del Mundo), Bet Mariam (Casa de María), Bet Mascal (Casa de la Cruz), Bet Denagel (Casa de las Vírgenes Mártires) y Bet Gólgota Mikael . Estas dos últimas, que están conectadas por pasillos, son el complejo más misterioso de toda Lalibela, donde se ubica el santuario más sagrado, la Capilla Selassie.

Si queremos acceder al otro grupo de iglesias conectadas entre ellas, debemos utilizar intrincados túneles y oscuros pasillos a través de este conjunto pétreo. Las cinco iglesias son: Bet Amanuel (Casa de Emanuel) sólo accesible a través de un túnel, Bet Mercoreos, Bet Abba Libanos, la iglesia doble de Bet Gabriel Rafael (Casa de Gabriel y Rafael) dedicada a los arcángeles y por último Bet Lehem.

Lalibela continúa siendo actualmente un lugar sagrado para los etíopes. En sus iglesias se siguen practicando los ritos milenarios y en sus eremitarios horadados en la roca siguen viviendo monjes y monjas que practican una vida monástica.

Cada año se reúnen en esta ciudad por Navidad y El Tikmet (la Epifanía) más de 140.000 peregrinos.

 

  • Monasterio Nakuta Laab

Se trata de un monasterio a 6 km de Lalibela situado en una cueva con muchos tesoros que es custodiada por un monje.

Hay una filtración de agua que cae sobre una piedra en forma de recipiente que la recoge antes de dejar que siga su curso fuera de la cueva. A este agua se le atribuye efectos curativos y milagros, por eso no debe sorprender cuando se llega hasta allí y se observa que traen enfermos en camillas improvisadas con ramas que pasan por lugares algo difíciles de cruzar, dando la impresión que en cualquier momento pueda caer el enfermo.

 

 

AXUM

Cómo llegar y salir

Nuestro penúltimo vuelo del trayecto circular. Desde Lalibela tardamos menos de una hora en llegar a Axum.

 

Qué ver y qué hacer

La ciudad se encuentra a 2.130 metros de altura. Vivió su época dorada a comienzos de la era cristiana, cuando era un emporio donde circulaban ricas sedas, oro, marfil y especias. En el siglo III, el filósofo Maní nombró a Axum como uno de los cuatro reinos más importantes del mundo junto a Roma, China y Persia. Hace 1.000 años era centro de caravanas con gran intercambio comercial entre los diferentes visitantes. Asimismo, fue un centro defensivo para proteger los puertos del Mar Rojo y el Océano Índico.

 

  • Obeliscos y estelas

Fue bajo el mandato del rey Ezana, en el siglo IV, cuando empezó la formación de monolitos de piedra, de los que llegó a haber 300. Los campos de monolitos o "stelae" son obeliscos con una decoración geométrica que simula puertas y ventanas ciegas y están rematadas en su parte superior por un semicírculo.

Hay un monolito de 33 metros de altura que está en el suelo porque cayó y resquebrajó en el momento de ser izado. Hay otro de 24,6 metros que durante la ocupación italiana fue llevado a Roma, donde estuvo desde 1937 hasta 2005 que volvió a su lugar originario.

 

  • Ruinas del Palacio Real

Este palacio data del primer milenio AC por Salomón y la Reina de Saba. Sólo hay unas ruinas que hacen difícil de imaginar lo que debía ser en los momentos de apogeo con todas sus riquezas, fiestas y baños con todas las aguas aromatizadas con fragancias exóticas.

El lugar donde parece ser que está la tumba de la reina de Saba está hoy sirviendo de refugio a los murciélagos.

 

  • Iglesia de Santa María de Sión

En todas las iglesias del Norte de Etiopía se guarda una réplica de madera o piedra de las Tablas de la Ley, cuyo original se guarda presumiblemente en la Iglesia de Santa María de Sion en Axum. De esta iglesia sólo se puede ver la fachada ya que no está permitida la entrada y las Tablas de la Ley están custodiadas por un sacerdote elegido por los levitas, que guarda celosamente el tesoro y no permite que nadie lo vea. O sea, es cuestión de fe, te lo crees o no que están ahí las Tablas de la Ley.