UN MUNDO PARA VIAJARLO

El lugar donde compartir tus viajes

Rumanía, Abril 2012 (Sergi y Yolanda)

 

Viaje de 9 días en Semana Santa a un país que te transporta a otra época. Alquilamos un coche en Bucarest y recorrimos el país alojándonos en casas particulares que alquilaban habitaciones. Una manera excelente de conectar con este país y su gente.

 

Cómo llegar y salir

 

Volamos directos desde Barcelona a Bucarest con BlueAir a la ida y WizzAir a la vuelta. Algunos hoteles tienen servicio de transfer gratuito desde el aeropuerto.

 

Cómo desplazarse

 

Alquilamos un coche en la oficina de Avis del hotel Intercontinental, en Bucarest, para recorrer el país. Conducir en Rumanía no es difícil pero es algo lento. Es habitual tener que ir durante un buen rato detrás de un carro tirado por caballos sin poderlo adelantar.

 

 

BUCAREST

 

Dónde dormir

 

Nos alojamos en el Hotel Charter la primera noche. Lo contratamos por internet con el servicio de transfer desde el aeropuerto. Por fuera parece algo cutre pero la habitación es limpia y espaciosa.

 

La última noche estuvimos en el Hotel Ambassador, de horrible fachada gris y estilo comunista. El olor a pintura anunciaba las reformas que se estaban haciendo y que realmente hacían falta. El suelo estaba cubierto de una moqueta polvorienta y las paredes quizá algún día habían sido blancas. Las habitaciones serpenteaban para aprovechar hasta el último recodo y los lavabos, claramente construidos con posterioridad, estaban añadidos en un pasillo antes de llegar a la habitación. Por dentro mejoraban y, si bien no eran nada del otro mundo, sí eran limpias y espaciosas.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Piata Universitatii
  • Plaza de la Revolución
  • Palacio del Parlamento
  • Piata Unirii
  • Parque Herastrau

 

 

SIBIU

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Museo de Cultura Popular Tradicional
  • Piata Mare, Torre Concejo y Edificio de la Banca Agrícola (Ayuntamiento)
  • Piata Mica, Puente de Hierro o de los Mentirosos y Museo Farmacéutico
  • Piata Huet e iglesia
  • Catedral Ortodoxa, réplica de Santa Sofía
  • Casas típicas con ventanas de párpado

 

 

BIERTAN

 

Dónde dormir

 

Preguntamos en un bar sobre posibles alojamientos. La señora empezó a hacer llamadas y finalmente nos abrieron una casa para dejarnos una habitación. A pesar de la calidez humana, no recordamos una noche tan fría como esa.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Iglesia fortificada

 

 

SIGHISOARA

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Muralla
  • Calles empedradas
  • Piata Cetatii
  • Iglesia Dominica
  • Casa de nacimiento de Vlad Tepes
  • Torre del Reloj
  • Casas típicas transilvanas
  • Iglesia Ortodoxa de la Trinidad
  • Busto de piedra de Vlad Tepes
  • Torre de los Sastres
  • Iglesia católica
  • Escalera cubierta
  • Cementerio Alemán
  • Torre de los Orfebres

 

MARAMURES

 

Dónde dormir y comer

 

De camino a Maramures, dormimos en Beclean, un pueblo entre Sighisoara y Maramures. La habitación era sencilla pero impecable.

 

La siguiente noche, de camino a Bucovina, dormimos en Moisei en una encantadora pensión familiar. Allí, el entrañable dueño nos deleitó con una suculenta cena tradicional basada en chorizo frito.

 

Qué ver y qué hacer

 

-Ritmo pausado y vida tradicional

 

-Iglesias de madera:

  • Laschia
  • Plopis
  • Surdesti
  • Budesti (Josani, Susani)
  • Barsana
  • Monasterio de Barsana
  • Poienile Izei
  • Ieud

 

 

MONASTERIOS DE BUCOVINA

 

  • Moldovita
  • Sucevita
  • Humor
  • Voronet

 

 

BICAZ

 

Dónde dormir y comer

 

De camino hacia Brasov, dormimos en un hotel nuevo, a orillas del Lago Bicaz, en Buharnita. Es muy confortable y parece que se llena en temporada alta.

 

En el hotel, sirven deliciosas comidas tradicionales a buen precio.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Lago Bicaz
  • Cañón de Bicaz: Es una gran experiencia conducir por la carretera que corta este estrecho cañón de paredes altísimas. Hay un aparcamiento para poder parar y caminar un poco por la parte más espectacular del cañón.
  • Lacu Rosu: Este lago, de cuya superficie sobresalen troncos formando ángulos de 45º de forma mágica, conforma un panorama espectacular. Cuando nosotros fuimos, estaba casi completamente helado, de manera que los troncos parecían clavados en el hielo y era todavía más bonito, si cabe.

 

 

BRASOV

 

Dónde dormir y comer

 

Nos alojamos en Prejmer, a 16 km de Brasov.

 

Cenamos en el restaurante Transilvania, al este de la ciudad, que parecía muy fino pero de precios muy apañados. La comida estaba muy buena, especialmente la polenta. Sin embargo, cuando pagamos no nos querían devolver el cambio.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Iglesia Negra
  • Plaza Sfatului, Ayuntamiento y Torre del Reloj
  • Calle Storii
  • Muralla
  • Torre de los Sastres
  • Torre de los Cazadores
  • Torre Negra y Torre Blanca

 

PREJMER

 

Dónde dormir y comer

 

Nos alojamos en la Pensiunea Silvia. Es un lugar impecable, con derecho a cocina y un personal amabilísimo. Además, el desayuno, que está incluido, es muy completo: embutidos varios, queso, olivas, pan, mantequilla, huevo pasado por agua, leche y té.

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Iglesia fortificada

 

 

HARMAN

 

Qué ver y qué hacer

 

  • Iglesia fortificada

 

 

CASTILLO DE BRAN

 

Alrededor del castillo de Bran hay montado una especie de parque temático para turistas. Hay que dejar el coche obligatoriamente en un parking de pago y pasar por todo el montaje de tenderetes vendiendo todo tipo de cosas relacionadas con Drácula.

 

Sin embargo, el castillo es muy bonito por fuera y resulta muy evocador. Aunque realmente no tenga que ver nada con el vampiro, cuesta encontrar un lugar mejor para dar cobijo al Conde Drácula. La visita al interior, pasando por un conjunto de salas ambientadas en el siglo XIX, es de interés discutible, pero pasear por los jardines vale la pena, sobre todo porque alejándose veinte metros del camino marcado ya se pierde de vista a todos los turistas.

 

 

CASTILLO DE RASNOV

 

Este castillo, situado en lo alto de una colina e indicado con un gran cartel tipo Hollywood, parece una fortaleza y por fuera es muy espectacular pero por dentro está bastante en ruinas y faltan indicaciones de qué es cada estancia. Sin embargo, se pueden contemplar preciosas vistas de todo el valle, desde casitas transilvanas a bloques comunistas. Dentro del castillo, destaca un pozo de 146 m que según la leyenda construyeron los presos turcos, a los que prometieron la libertad si lo acababan, y tardaron 17 años. Una chica de la oficina de información nos contó que en realidad parece que lo construyeron los propios habitantes del castillo para no quedarse sin agua y así sobrevivir a los sitios.

 

 

PALACIO DE SINAIA

 

Realizamos el tour estándar, de 45 minutos. Está bastante mal montado, los grupos son inmensos y la gente se acumula en la puerta de entrada.

 

Este bonito palacio fue construido por el primer rey de Rumanía, Carol I, y fue el primer palacio en tener calefacción, electricidad y teléfono. Todas las estancias son muy lujosas, sin reparar en gastos, inspiradas en Florencia, en estilo neorrenacentista alemán, una inspirada en La Alhambra…El recorrido estuvo bien pero tenemos la sensación de que es mucho más bonito por fuera que por dentro.

 

Al lado del palacio de Sinaia, se encuentra uno más pequeño, el castillo de Pelisor.